• 968 220 393 / 968 218 698
  • Murcia, España

Tratamiento para la Depresión

Tratamiento | Terapia | Depresión | Distimia | Murcia

Tratamiento Depresión Murcia

La depresión es una enfermedad frecuente (5-6% de la población general) de causa emocional o afectiva, que se caracteriza por síntomas psíquicos (tristeza, desmoralización, llanto, pérdida de la autoestima) y físicos (pérdida del apetito y peso, cansancio, dolores, trastornos del sueño), aunque el fenómeno más representativo es la tristeza.

Para aplicar un terapia correcta hay que diagnosticarla con precisión, puesto que puede asemejarse a un fenómeno normal de la vida o a otra enfermedad. No todas las depresiones son iguales ni tienen las mismas causas. Algunas se deben a un problema constitucional-hereditario de naturaleza física (depresiones endógenas) y otras tienen como causa problemas ambientales o personales (depresiones psicógenas, neuróticas o psicológicas). También existen diferentes grados de depresión, desde la depresión mayor, la depresión resistente a la depresión o distimia.

La enfermedad de la depresión tiene un tratamiento específico, que según el tipo de depresión es más bien farmacológico (depresiones endógenas) o psicológico (depresiones neuróticas). Debe tratarse con prontitud para evitar la cronificación (20% de pacientes).

En los trastornos por depresión unipolar endógena, el inicio es más tardío que en los trastornos por depresión bipolares, hacia los 40 años, y la duración de los episodios se estima en alrededor de 5 meses, si bien en los casos atípicos, con trastornos de la personalidad o enfermedades físicas concomitantes, la duración es más prolongada. La tendencia a las recurrencias es muy elevada (70% tras el primer episodio y casi el 100% tras el tercero). Aunque estos episodios suelen responder totalmente a un tratamiento biológico correcto, el 20% se recupera de forma incompleta al cabo de 1 año. No es raro que los primeros episodios se recuperen totalmente, pero que a medida que se inicia la vejez la respuesta sea menos brillante y más dificultosa. El bajo nivel intelectual, los rasgos de neuroticismo, la hipocondría, la paranoia y la presencia de enfermedades físicas empañan el pronóstico de la depresión.

La depresión reactiva suele tener un buen pronóstico si no se sobreañaden otros factores. Finalmente, la depresión neurótica o distimia tiende a cronificarse, ya que existe una personalidad neurótica de base que dificulta un buen pronóstico.

El curso y el pronóstico dependen del tipo de depresión. En las depresiones de causa orgánica, el pronóstico es en general bueno una vez resuelto el problema físico de base, excepto si éste es una demencia.