• 968 220 393 / 968 218 698
  • Murcia, España

Tratamiento para la Esquizofrenia

Tratamiento | Esquizofrenia | Psicosis | Murcia

Tratamiento Esquizofrenia Murcia

La esquizofrenia es la patología psiquiátrica más grave y su frecuencia se establece alrededor del 1% de la población general. Comienza en la edad temprana y en la adolescencia. Los síntomas más conocidos de este trastorno psicótico son los delirios y las alucinaciones auditivas si bien pueden presentarse otros como el aplanamiento afectivo, la apatía, la agitación o el aislamiento.

La enfermedad de la esquizofrenia tiene un curso crónico y frecuentes recaídas. Suele producir deterioro de las funciones psíquicas superiores (disminución del rendimiento de la atención, la memoria, la concentración, la capacidad del pensamiento y la asociación de ideas) y la vida socio-laboral.

Actualmente se admite que la esquizofrenia tiene una causa biológica-hereditaria más que psicológica-ambiental. La esquizofrenia puede tratarse con fármacos antipsicóticos, que mejoran los síntomas y frenan el curso progresivo de la enfermedad, lo cual permite una mejora notable del paciente.

La esquizofrenia es, por definición, una enfermedad de curso crónico, si bien tiene diferentes posibilidades de evolución: inicio insidioso hacia la cronicidad, diversos brotes (episodios) con deterioro ligero o brotes con deterioro acusado, sobre todo tras el segundo o tercer episodio. Las recaídas son muy elevadas, ya que un 40% de los pacientes en tratamiento recae antes de los 2 años, y entre quienes no se medican las recaídas alcanzan el 80%.

La introducción en la década de 1950 de los antipsicóticos no ha mejorado el curso a largo plazo, pero sí el pronóstico, en especial reduciendo el número de recaídas. Sigue a grandes rasgos vigente la ley clásica de los tres tercios. Según esta ley, un tercio de los pacientes con esquizofrenia tiene buen pronóstico y lleva a cabo una vida normal, si bien nunca se produce una recuperación absoluta y se requiere un tratamiento continuado. Otro tercio presenta síntomas significativos, y a pesar de cierto deterioro puede desenvolverse en la comunidad. El tercio restante presenta un deterioro notable y grandes limitaciones para manejarse socialmente. En concreto, en un 5-10% los cuadros de esquizofrenia son tan graves que presentan continuamente sintomatología activa y requieren ingreso permanente en un centro psiquiátrico.

Aunque con amplias variaciones y condicionantes, los predictores de un pronóstico positivo de la esquizofrenia se concretan en el inicio agudo, la situación de pareja, el país en desarrollo y el subtipo agudo y catatónico, mientras que los predictores negativos se refieren al inicio insidioso, el sexo masculino, la mala adaptación premórbida, el consumo de drogas y los subtipos hebefrénico y simple.